La Universidad de Murcia recuerda el Derecho a la Educación por medio de cortos

Javier CalvoJavier Calvo
octubre 19, 2009
COMENTARIOS

El 10 de diciembre de 1948, la Asamblea General de las Naciones Unidas firmaba en París la Declaración Universal de los Derechos Humanos, una serie de artículos que recogen derechos de carácter civil, político, social, económico y cultural. El pasado año cumplió 60 años, y la Asamblea General de las Naciones Unidas declaró el 2009 como el Año Internacional del Aprendizaje sobre los Derechos Humanos; debido a que, tras un análisis de la situación real en el mundo, se tomó conciencia de que la llevada a cabo real de la Declaración tenía defectos que podrían reducirse a través del aprendizaje y la educación.

Entre los Derechos Humanos, que no deben confundirse por los propuestos por Ramón, alias ‘el Vanidoso’, aquel que vestía de “Emilio Tuchi” (“hay cinco derechos universales que son innegables al hombre, a la raza humana: una es la vivienda, otra la ropa, otra es la dignidad y… bueno las otras dos se me han olvidao”) , se encuentra uno muy importante, y básico para entender los demás, que es el Derecho a la Educación.

Por este motivo, el Servicio de Proyección Social y Voluntariado, el Servicio de Actividades Culturales y la Escuela de Trabajo Social de la Universidad de Murcia, convocaron el II Concurso de Cortometrajes Solidarios dedicado a los Derechos Humanos al correspondiente a la Educación. El concurso surge con el objetivo de promover y sensibilizar, a la sociedad en general y a la comunidad universitaria en particular, sobre la importancia de los derechos humanos, entendidos como los derechos que posee todo ser humano desde el momento de su nacimiento.

En esta edición, el concurso se divide en dos fases: una en la que puede participar cualquier miembro de la comunidad universitaria (Alumnos, PDI y PAS), y otra abierta a cualquier persona que esté interesada en la defensa de los Derechos Humanos, advirtiendo de que como autor y participante en este concurso sólo se admitirá al director o guionista del cortometraje.

El trabajo, como se avisa en la reglas, debe ser original, y deberá ser presentado en DVD, independientemente de la técnica o el formato de realización. Los cortos no podrán exceder los 30 minutos de duración, y deben ser presentados en versión original, subtitulado al castellano siempre que no esté rodado en esta lengua.

Los participantes tienen hasta el 13 de noviembre para presentar sus trabajos, que de resultar ganador (en cualquiera de las dos categorías) se llevará un premio de 1.000 euros, que no vienen nada mal.

Comentarios