Primer año de edad, el momento propicio para aprender idiomas

Universia ColombiaUniversia Colombia
mayo 18, 2010
COMENTARIOS

Según una investigación liderada por Pilar Reyes Ortiz profesora de la Facultad de Formación del Profesorado de la Universidad de Extremadura, España, la edad de comienzo en el aprendizaje de idiomas es determinante para obtener buenos resultados a largo plazo en el desarrollo de las habilidades comunicativas.

Existe una antigua controversia en torno a la edad ideal para iniciar el aprendizaje de un idioma extranjero. “Algunos expertos son partidarios de empezar lo antes posible, desde que los niños nacen, habría que exponerlos a un idioma extranjero; pero otros apuestan por empezar una lengua nueva a una edad más tardía, alegando que ese aprendizaje se producirá con más rapidez y con más recursos”. Esta discrepancia fue el motivo que llevó a la investigadora a comenzar el estudio.

La investigación, que ha tenido una duración de cinco años, se ha realizado con un grupo de 66 niños, con edades comprendidas entre uno y seis años, que participaron en un taller de la Biblioteca Pública Juan Pablo Forner de Mérida.

”Por tanto, cuanto antes se inicie la exposición al aprendizaje, mejor” aclara la autora, Pilar Reyes Ortiz.

Según Pilar Reyes, la edad más indicada para comenzar con un idioma sería a partir del primer año de vida del menor.

En este momento sería aconsejable empezar a exponer a los niños al idioma extranjero a través de canciones y de diferentes elementos comunicativos, porque según Reyes “lo que se desarrolla en esta etapa es la habilidad de comprensión auditiva y de comunicación futura.”

De esta forma se consigue un adecuado entrenamiento auditivo, necesario para una posterior comunicación fluida.

Método

Otro de los factores determinantes en la enseñanza de una lengua diferente a la materna es el método utilizado para ello.

Este estudio revela que la manera de enseñar el idioma es crucial a la hora del aprendizaje; por lo que siempre debe realizarse a través de una técnica adaptada a las edades y a las preferencias de los niños, como es en este caso, el método de bloques; consistente en agrupar el contenido en bloques de seis sesiones.

El último factor clave para estimular el aprendizaje, según la autora, serían los recursos. “Éstos deben ofrecer un modelo de lenguaje natural y por este motivo nosotros utilizamos en nuestro taller los cuentos electrónicos; que además de dar una mayor accesibilidad para los grupos, ofrecen otras herramientas como el audio, o las imágenes, que motivan mucho más a los niños”, aclara Reyes.

La investigación demostró además que existen diferencias entre los niños y las niñas a la hora de aprender un idioma. Estas últimas obtuvieron mejores resultados que los niños en las variables que se midieron: participación, repetición, atención y producción.

La investigadora apunta que “las conclusiones obtenidas con este estudio son muy aplicables a las escuelas para mejorar, desde el comienzo, la calidad de la enseñanza de un idioma extranjero” y defiende que “ante todo, debe existir una libertad de aprendizaje en los niños, que ellos aprendan porque les gusta, no porque se les impone; por este motivo hay que desarrollar el método adecuado”.

Muchas personas aplican dichos en relación a la edad y el aprendizaje, como por ejemplo “loro viejo no aprende hablar” o “nunca es tarde para aprender”, lo cual nos demuestra que hay condiciones personales, y no sólo relacionadas con la edad, que pueden afectar la efectividad del aprendizaje.

Y tu que opinas ¿Consideras que la edad es un factor crucial para el éxito en el aprendizaje de idiomas?

Fuente: El castellano.org

Comentarios