Así es el castellano hablado en Bogotá

Universia ColombiaUniversia Colombia
junio 15, 2010
COMENTARIOS

“Bogotálogo: usos, desusos y abusos del español hablado en Bogotá” es el título de la investigación ganadora de la convocatoria Ciudad y Patrimonio, promovida por la Secretaría de Cultura, Recreación y Deporte y el Instituto de Patrimonio Cultural de Bogotá, cuyo objetivo es la elaboración de un diccionario sobre el castellano hablado en la capital.

A diferencia de los estudios llevados a cabo a tal respecto en oportunidades anteriores, ‘Bogotálogo’, concibe a la ciudad como un organismo, vivo, multicultural y multigeneracional, con casi 500 años a cuestas.

Por tal razón el diccionario se concentra en un horizonte considerablemente más amplio que lo que en principio podría sugerir el término. ‘Bogotálogo’ no es un diccionario acerca del habla ‘cachaca’, ni mucho menos del español hablado en la actualidad en Bogotá.

‘Bogotálogo’ es, más bien, un documento de referencia, hipertextual, con información de carácter enciclopédico, dispuesta en orden alfabético e ilustrada, con miras a ser publicada en un libro a través de la web.

El proyecto lleva alrededor de un año y su responsable es el literato bogotano Andrés Ospina, con el apoyo de Paula Moya (estudiante de literatura de la Universidad Javeriana) y de Laura Peralta (estudiante de Bellas Artes en la Universidad Jorge Tadeo Lozano).

La primera fase del proyecto se concentró en encontrar el mayor número posible de vocablos bogotanos utilizados en la ciudad desde tiempos precolombinos hasta el día actual. Desde los días de los Zipas, hasta esta era de emos y tribus urbanas a granel. Para tal efecto se hizo acopio de una bibliografía base, con obras recientes y antiguas, y de una serie de entrevistas llevadas a cabo con distintos representantes de la ciudad de grupos generacionales distintos.

En la segunda se está haciendo un acopio de definiciones y términos, se está documentando su origen y se está generando un documento base que, próximamente estará disponible en línea, con el propósito de ofrecer un horizonte de participación a este respecto a los usuarios de la red mundial.
El propósito de ‘Bogotálogo’ es dejar un testimonio escrito e ilustrado acerca del castellano hablado en Bogotá a lo largo de sus casi cinco siglos de historia y propiciar una interacción generacional y social en la que varios grupos de ciudadanos encuentren elementos de referencia y diálogo.

Así mismo ‘Bogotálogo’ pretende salirse de los esquemas rígidos de un diccionario, proponiendo, más bien, una serie de relatos no lineales acerca de la historia y la cotidianidad de la ciudad, con la historia como pretexto, y con un buen componente emotivo que de seguro disparará recuerdos y sentimientos afincados en la conciencia y la inconsciencia colectiva de todos los bogotanos.

Aparte de los fines ya propuestos, el propósito de ‘Bogotálogo’, una vez la investigación sea finalizada, será el de proponer estrategias pedagógicas que permitan a los más jóvenes acercarse a la historia de su ciudad y del castellano hablado en ésta.

La investigación estará culminada en julio de 2010, posiblemente será publicada en un volumen impreso y permanecerá a disposición de los usuarios de Internet en el sitio www.bogotalogo.com

Estas son algunas de las palabras del Bogotálogo

Acpm. Base nutricional de la dieta bogotana, conformada en dosis equivalentes por cuatro componentes (arroz, papa, carne y maduro) –todos ellos igualmente proteínicos, saludables y balanceados–, en una combinación que sin duda despertaría la envidia del más avezado experto en alimentación. “Para mí almuerzo sin su buen ACPM no es almuerzo”.

Burundanga. Escopolamina. Alcaloide tropánico extraído de las hojas de diversas plantas. La más común de éstas en la Sabana de Bogotá es el borrachero o burladora (datura stramonium). La sustancia es un poderoso depresor del cerebro y de las terminaciones nerviosas, de uso generalizado por parte de quienes profesan cierta particular modalidad de hurto consistente en intoxicar a la víctima para privarla de su voluntad y uso de razón. En dosis excesivas los efectos de la burundanga pueden ser irreversibles e incluso letales. “Ahora ni en taxi pedido se puede andar porque le echan a uno burundanga”.

Calvazo. Golpe seco y veloz, propinado con la palma de la mano abierta, sobre la cabeza de algún desprevenido ubicado de espaldas al agresor. Costumbre predilecta de los compañeros mayores de colegio, quienes, con el aval de los monitores de ruta, que por regla general suelen estar en su mismo curso, gustan de golpear impunemente a los pequeñuelos de primaria y preescolar. “Profe: ¡Los de Décimo nos viven pegando calvazos en el bus!”.

¿Conoces o utilizas más expresiones como estas?

Videos, audios y más terminos en el Portal de la Secretaría de Cultura

Fuente: Secretaría de Cultura, Recreación y Deporte de Bogotá

Comentarios