Crisis y más crisis…

Irene GonzálezIrene González
septiembre 22, 2010
COMENTARIOS

Stock.XchngNo sé tú, pero yo ya estoy harta de oír hablar de la precariedad de los empleos, de la dificultad de encontrar un trabajo digno (que ya no te digo bien pagado), de los augurios deprimentes sobre qué nos depara el futuro y del supuesto pasotismo de los jóvenes en lo que se refiere a la crisis. Creo que precisamente los jóvenes somos los más preocupados en solucionar esta crisis, porque al fin y al cabo, los peor parados seremos nosotros.

Precisamente, el otro día hablaba sobre este tema con una amiga. Nos culpan de ser unos conformistas, de dejarnos llevar y de esperar sentados a que esto se solucione. Todo el mundo se preocupa de las pensiones y de la gente que se está quedando sin trabajo, pero, ¿qué hay de los jóvenes? Paradójicamente somos nosotros los que tendremos que pagar esas pensiones, y justamente somos los que más dificultades tenemos a la hora de encontrar un trabajo decente que permita que este país vaya hacia adelante. Vamos, que si empezamos la casa por el tejado, creo que nuestra construcción va a tardar muy poco en desmoronarse del todo. Y eso sí que es un mal augurio.

A esta discusión, le siguió un nuevo debate sobre el especial que publica El País titulado “PreParados”. No es por nada, pero a mí este tipo de iniciativas me deprimen más aún. Dentro de la sección se pueden leer grandes vocablos como “Siete años más tarde, sigo sin trabajar”, “Quiero ir a vivir con mi novia pero no puedo”, “Precariedad, fuente de la eterna juventud” o “La eterna becaria”. Todo muy estimulante para afrontar con fuerzas lo que nos espera. Y eso que todo acaba de empezar.

Y aún con todo, tenemos que mirar positivamente hacia adelante, pelearnos por encontrar un trabajo que nos permita más o menos vivir, o lo que es peor, ir solapando becas sin parar, vivir en casa de nuestros padres…. Y por supuesto, no perder NUNCA las ganas de luchar. A lo mejor es que hoy me pilláis en un día negativo, pero a mí cada vez se me hace más difícil no perder la sonrisa.

Pero si dejamos de lado la desesperación, el malhumor, la indignación y el pesimismo, y nos centramos en lo que podemos hacer para poder llegar a ese añorado estado de bienestar (o sea, a encontrar trabajo), la Universidad de Jaén ha desarrollado una idea que te puede ayudar.

A través del llamado Currículum Platino y de la “Guía para Conseguir el éxito”, la universidad andaluza quiere fomentar la formación integral del alumno. Imagínate que tras tu carrera universitaria, te otorgaran una distinción por tu buen rendimiento académico y por haber realizado otras actividades de interés universitario que redundaran, tanto en la mejora de tu inserción laboral, como en beneficios de carácter social. Pues la Universidad de Jaén, a través del Currículum Platino, pretende ofrecer a sus alumnos una original carta de presentación con la que sus alumnos se introduzcan en el mercado laboral. Una forma atípica, aunque no sé si efectiva, de sumergirte en el mundo empresarial.

Así, se tendrán en cuenta aspectos como el rendimiento académico, la movilidad internacional, el conocimiento de un segundo idioma, la implicación en cuestiones de voluntariado y la formación permanente.

Por otro lado, la “Guía para Conseguir el Éxito en la Universidad de Jaén” ha sido elaborada para orientar a los alumnos a lo largo de su paso por la universidad. Se busca ayudar a los universitarios a conseguir el máximo rendimiento académico y, a la vez, conocer las múltiples actividades que ofrece la Universidad para alcanzar ese añorado currículum competitivo de cara a la incorporación al mercado laboral.

Lo dicho, no sé si el tiempo demostrará que se trata de un adorno más para olvidarnos del futuro que nos espera, pero por probar no pierdes nada. Lo que está claro es que la preparación es nuestra mejor baza, así que no pierdas la oportunidad de asistir a cursos, seminarios, irte de Erasmus, hacer prácticas… En definitiva, todo lo que esté en tu mano para ser el mejor dentro de este mundo cada día más competitivo.

Fuente foto: Stock.xchng

Comentarios