Durmiendo bien se multiplica mejor

Nuria GarcíaNuria García
febrero 24, 2011
COMENTARIOS

Fuente: Flickr. Autor: mrehanDormir bien, lo justo y necesario tiene incontables beneficios para la salud y para la mente. Todos conocemos los efectos de una noche loca seguida de pocas horas de sueño y con el consecuente mal humor y mal estar que nos genera el resto del día en clase o en el trabajo (¡si es que acaso vamos!). O lo que es peor, una noche en la que intentamos acostarnos pronto ya que nos espera un día de concentración pero es imposible conciliar el sueño y las horas pasan y nos vamos alterando y…en fin, no es necesario ser tan negativo para estar al tanto de lo importante que es contar con unas buenas horas de sueño en nuestro cuerpo. Entonces lo de que se tiene más claridad para multiplicar se entiende, ¿no?.

Por otro lado está la eterna cuestión de ¿cuántas horas son las necesarias para reponerme al máximo? La respuesta puede depender de la persona ya que hemos oído a unos que dicen que necesitan doce horas para ser alguien o los que aseguran  que con seis horitas es más que suficiente para estar repleto. Entonces, ¿qué tiene que ver lo de multiplicar con esto? Mucho, y no únicamente por el tema de estar más o menos cansado ya que según investigadores de la Universidad de Granada y la Junta de Andalucía, los adolescentes que duermen más son los que obtienen mejores puntuaciones en matemáticas. Y no, no necesitas doce horas para que tu mente esté menos colapsada para los  números porque estos datos se han comprobado en estudiantes con un patrón de sueño medio, es decir, que duermen entre 6 y 9 horas.

Pero si eres de los que se te pegan las sábanas y seis horas es una cantidad ridícula para lo que tú necesitas seguramente estés mejor dotado para el ejercicio físico. Al menos así lo han comprobado los investigadores en sujetos que se dejan más de 9 horas en los brazos de Morfeo comprobando así cómo el sueño influye directamente con el rendimiento académico. Ocurre con lo mismo con el tiempo que tardes en quedarte dormido, es decir, la latencia del sueño, donde existe una alta relación entre mejores calificaciones y no tardar más de 15 minutos en dormirse.

El resultado de la investigación ha sido publicado en la revista “International Journal of Clinical and Health Psychology” y los patrones que se midieron fueron la calidad del sueño y el nivel de somnolencia.

Por suerte, que te acuestes más tarde o más temprano a una hora u otra no interfiere, según el estudio, sobre los resultados académicos, pero sí lo hace el polo opuesto a todo lo anterior: una persona a la que le cuesta dormirse y no cumple con un patrón de sueño medio, sino corto (menos de 6 horas).

Así que  para todo aquellos que quieran sacar más notas en matemáticas que se echen a dormir.  Y para los que ya hemos comprobado que ni durmiendo mejor nos salen las mates solo nos queda esperar un milagro.

Fuente Foto: Flickr. Autor: mrehan

Comentarios