Carnavales con una “grata compañía”

Cecilia GregorioCecilia Gregorio
marzo 4, 2011
COMENTARIOS

“Carnaval, carnaval, Carnaval…carnaval te quiero”. Es fin de semana de carnavales ¿de qué os vais a disfrazar? Hay quien aprovecha para ponerse unos trapos viejos del trastero y salir a la calle sin vergüenza alguna. Son días en los que la vergüenza no existe. Por tanto, si sales vestido con el típico traje de tu abuelo o con las faldas de tu abuela, ríete y pasa un buen rato.

En cambio hay otros que aprovechan para irse a esquiar, porque el tiempo acompaña o al pueblo para estar con sus familias. Pero hoy es viernes “gris”. El día no acompaña mucho y lo que menos nos apetece es salir a la calle disfrazado de “Bob Esponja” por ponerte un ejemplo. Si estuviera todo nevado “otro gallo cantaría”. Pero como no es el caso nos quedaremos en casita, con la estufa y acompañados de nuestros mayores y de sus historias de hace 50 años. ¿Por qué plan os decantáis?

Dado que el tiempo no tiene previsto darnos una tregua optaré como muchos otros por pasar una tarde entretenida haciendo pasteles, viendo películas o escuchando a mis abuelos contándome las historias de cuándo eran pequeños.Y es que ¿quién de nosotros no ha pasado una tarde con sus abuelos, escuchando atentamente todo lo que nos contaban? Muchos de nosotros ¡estoy segura! Pero no solo se trata de escucharles sino de hacerles pasar un buen rato. Hay personas mayores que no tienen la suerte y la capacidad mental de contar sus anécdotas debido a problemas de salud o porque simplemente no tienen fuerzas para hacerlo, aunque haya más de uno/a que las saque de donde sea para estar con sus hijos y nietos.

En ocasiones vemos o escuchamos en los medios de comunicación casos de personas mayores que viven solas en sus casas, que no tienen familia y que muchas de ellas debido a su salud no pueden salir a la calle. En estos casos la labor de personas voluntarias es muy importante ya que les ayudan a pasar un rato ameno y refuerzan la autoestima de estas personas.

Las personas mayores necesitan cariño, compañía y alguien que les ayude en todo lo que ellos precisen (en lo psicológico, económicos o social). Son personas que con un simple gesto, una sonrisa o un abrazo se conforman. No piden más que eso. Un mínimo detalle es capaz de alegrarles el día. Y con eso los voluntarios ya se sienten orgullosos.

La Universidad Complutense de Madrid en colaboración con la Fundación Ramón Areces ha organizado unas conferencias durante los meses de marzo y Abril sobre el envejecimiento y el bienestar. Algunos de los temas a tratar serán los presupuestos destinados al sistema sanitario, los procesos degenerativos de la salud o la reforma del sistema de pensiones. Sin duda aspectos que a muchos de nuestros abuelos les interesarían bastante.

Las conferencias se darán en el salón de actos de la Fundación.  No obstante aquellas personas que estén interesadas en acudir a estos actos y quieran informarse y ampliar sus conocimientos en estas materias podrán obtener más información en la página web de la Fundación Ramón Areces

Fuente: Stock.Xchgn

Comentarios