Vacaciones solidarias: una viaje alternativo

Sara PachoSara Pacho
abril 13, 2011
COMENTARIOS

Fuente foto: stock.xchngEste año se han hecho esperar, pero ya tenemos ahí a la vuelta de la esquina las ansiadas vacaciones de Semana Santa, que nos darán un respiro después de un trimestre largo. Llega entonces el momento de decidir en qué emplear esos días de ocio: armarse con la toalla y  el bañador y ponerse al sol en la playa, visitar alguna capital europea, realizar una ruta por la sierra, hacer turismo rural, o, simplemente, descansar.

Pero aparte de estas, hay muchas opciones para pasar esos días. Una de ellas, quizá un tanto desconocida, es la posibilidad de irse de “vacaciones solidarias”.

¿En qué consiste un viaje solidario? Al contrario que otros desplazamientos, el objetivo de éste es realizar alguna acción humanitaria o social. El trueque no puede ser mejor: tu trabajo a cambio de una experiencia única, de conocer y disfrutar otra cultura. Es una estupenda manera de colaborar con alguna causa en el que lo único que nos van a pedir a cambio es nuestro tiempo. Y éste puede ser más importante que el dinero, que muchas veces se presenta como la única manera de cooperar o de lavar nuestras conciencias.

Con las vacaciones solidarias, además de esa reconstituyente sensación de quien hace algo por puro desinterés, ganamos una experiencia inolvidable que seguramente tengamos muy presente en nuestras rutinas a la vuelta.

La oferta es muy variada tanto en actividades como en destinos. Hay para todos los gustos. Se pueden hacer estancias solidarias en Marruecos, Perú, el Sáhara o Palestina, entre otros muchos destinos, o apuntarte a campos de trabajos o cursos para el desarrollo. Es una alternativa interesante, económica y, sobre todo, reconfortante.
La Fundación Dharma organiza un viaje a la India esta Semana Santa para colaborar y conocer 3 escuelas que ofrecen formación y alimento a más de 1.000 niños. La Asociación Camino del Sur ofrece viajes solidarios a Marruecos. SODEPAZ establece progamas de turismo solidario y trabajo voluntario en Cuba, Ecuador, Bolivia, Nicaragua, Palestina, México, Venezuela, Perú y Argentina. SETEM pone en funcionamiento campos de solidaridad en Bolivia, El Salvador, Honduras, Nicaragua, Perú, India, Nepal, Etiopía.

¿Cuáles son los requisitos para participar en estas vacaciones? Ganas, valentía, empatía y solidaridad. Cualquiera que cuente con estos valores, ya puede ir preparando la mochila.

Si ya tienes plan para Semana Santa, no olvides barajar esta posibilidad para el verano, ya que la oferta entonces es muy amplia también. Un gran número de ONG ponen en marcha entonces programas de muy distinta naturaleza: acompañar a menores con discapacidad auditiva, participar en programas de información y sensibilización, participar en proyectos educativos o fomentar las conductas agroecológicas.

Fuente foto: stock.xchng

Comentarios