¿Por qué la investigación universitaria en el Perú no prospera?

Ángela VásquezÁngela Vásquez
julio 15, 2011
COMENTARIOS

La Doctora en Educación Hilda Guevara, quien presidiera la Subcomisión de Ciencia y Tecnología del Congreso de la República en el 2009, escribió durante ese periodo una serie de informes  relacionados al tema de la educación universitaria y las propuestas de mejoramiento en este importante ámbito nacional.

Uno de los textos más representativos que la aún congresista ha ‘colgado’ en su página web se titula “Los sueldos de los investigadores en las universidades” y es de suma importancia para comprender la situación de abandono en que se encuentra la investigación universitaria en el Perú y el por qué aún no se hace nada para cambiar esta situación.

Los sueldos de los investigadores en las universidades

En el Censo Poblacional 2007 se determinó que existían un millón setecientos mil profesionales universitarios, y por cada 5,600 hay un artículo científico de prestigio internacional. Siendo más rigurosos preguntamos: ¿Por qué en las universidades públicas y privadas, donde hay más de 46 mil docentes, solo se producen no más de 300 artículos indexados? La respuesta tendría relación con algunas de las siguientes variables: Las escasas competencias para hacer investigación científica de los docentes universitarios, la no existencia de equipamiento de laboratorios; el escaso presupuesto para lograr nuevos aportes o descubrimientos. Pero lo que no se ha dicho hasta ahora, es que los investigadores científicos no son valorados ni reconocidos; y lo que es más, no son bien pagados por la institución universitaria o por las dependencias vinculadas a ella. En teoría de mercado, bien podríamos decir: “A menor remuneración, menor esfuerzo por hacer investigación”.

En los Estados Unidos del total de docentes en las universidades, el 70% de ellos ostenta el grado académico de doctor; en Gran Bretaña, el 40%; en Brasil, el 12%; en Colombia, el 2%; en Perú, el 2%. Si entendemos que en el Perú hay 46 mil docentes universitarios, actualmente solo el 2% (920 docentes) ostentan el grado de doctor. Con esos datos, si analizamos la producción científica en nuestro país, preguntamos sí los 920 doctores hacen investigación. Otra pregunta que puede ser controvertida, sería: ¿Sí los docentes universitarios que obtuvieron el grado de doctor lo hicieron en un afán de calificar como investigadores o simplemente para ocupar puestos de rector, vicerrector, o decano al interior de las universidades?

La respuesta es también controversial. En las universidades hay como mínimo 12 puestos de mando, tres autoridades (rector y dos vicerrectores) y luego los decanos, sin contar a los directores de carrera. En el análisis realizado en el libro “Paradigmas y Realidad de la Universidad en el Siglo XXI”, de la cual soy coautora, se señala que hay en promedio 12 autoridades por universidad. Para ejemplo, la Universidad Nacional Mayor de San Marcos tiene 24 autoridades entre Rector, Vicerrectores y Decanos. Si suponemos que el 50% de los otros puestos burocráticos universitarios es ocupado por doctores, tenemos que 400 doctores son “ocupados” en puestos administrativos en la universidad.

A razón de todo lo anterior, 730 doctores (80%) de los que ostentan el grado de doctor en el Perú, se han preparado para ser administrativos, ya que como rectores, vicerrectores, decanos o directores de Escuelas de Postgrado ganan muchísimo más que como investigadores. Al conversar con un colega investigador de ciencias básicas, se le preguntó cuánto era su remuneración adicional como investigador en la Universidad, en su respuesta nos dijo: “Nos otorgan 100 soles mensuales y la evaluación es cada trimestre”.

En buena cuenta si es un docente ordinario principal recibe S/. 3,500 mensuales, “homologado por investigación no recibe más de S/. 4,000”; mientras que el promedio que perciben las autoridades universitarias es de S/. 10,000 o más. Claramente se puede entender por qué la mayoría, sino casi todos los doctores, no quieren ser investigadores, sino autoridades.

No remuneran adecuadamente sus esfuerzos

En una entrevista concedida a Universia Perú como parte de nuestro especial por el Día del Docente Universitario, el profesor Eduardo Ismodes Cascón -educador en la Facultad de Ciencias e Ingeniería de la PUCP- también reflexionó acerca de este accidentado tema recordando la propuesta de Ollanta Humala de exigir estudios de posgrado a todos los docentes universitarios.

“Antes de exigir a los profesores que tengan más estudios deberían regular los lugares donde es fácil conseguir un título sin haber estudiado para obtenerlo. (…) esa debe ser la prioridad del gobierno para lograr mejoras significativas”, consideró.

A demás, Ísmodes recordó a la comunidad universitaria que en el Perú nunca se le ha dado el correcto uso al presupuesto para la investigación y que algunas universidades ni siquiera llegan a utilizar en su totalidad el dinero destinado por el gobierno para estos estudios especializados.

“Los profesores que se interesan por realizar investigaciones profundas no reciben ningún sueldo extra por el aporte a pesar del tiempo que demanda fuera de los horarios establecidos, entonces ¿cómo pretenden aumentar la cantidad y calidad de proyectos de investigación si no se preocupan por motivar a quienes los realizan?” (Leer la entrevista completa)

> El documento que les adjunto, escrito por la Doctora en Filosofía del Derecho Juana María Gonzáles Moreno, es un análisis del ensayo “La Investigación en la Universidad Peruana” de Ernesto Zierer Bloss, Profesor Emérito de Lingüística en la Universidad Nacional de Trujillo quien ha dedicado gran parte de su vida haciendo precisamente la actividad en cuestión:  investigando.

Fuentes:
Universia Perú
Hilda Guevara

Juana María Gonzales Moreno
Perú Scientist

Comentarios