Borges frente al Cantábrico

maria cuevas
agosto 16, 2011
COMENTARIOS

Borges. DeviantART by ~raschiabarile

Borges. DeviantART by ~raschiabarile

Una de las cosas que más me gusta hacer en vacaciones es leer. Al sol. Los lunes al sol… y también los martes, los miércoles, los jueves, los viernes…y ¿por qué no? ¡Continúo el fin de semana! Es que una, en vacaciones, pierde la noción del tiempo y ya no sabe ni en qué día vive… Bueno, matizo lo dicho: al sol, soletón, no, que me abraso. Mejor al aire libre. Entre sol y sombra.

Hace unas semanas hablábamos de las ventajas y desventajas de leer en libros en papel o en los ebooks o libros electrónicos. Curioso, a veces el blanco del papel te ciega, pero las pantallas de los aparatejos con la luz, no se ven bien…

Bueno, que me voy por las ramas. Hablábamos de leer, de la manera que sea, pero de leer. Pues bien, para que algo sea leído, primero ha de ser escrito. A todos nos parece obvio que la mejor forma es a ordenador, en un archivo de texto, fácil de revisar, hacer cambios, enviar por email, mandar imprimir… Todos estamos sumidos en ese mundo. Ejecutamos esas acciones que nos parecen tan cotidianas como abreviar texto para enviar un SMS, o como el hecho de, nada más abrir el ojo por la mañana, tomarse un café. Es nuestro día a día.

No todo tiene por qué ser así. Hay gente que no quiere –o no hubiese querido- entrar en esa espiral de la modernidad. Así lo expresa la escritora María Kodama, viuda de Borges: “De estar vivo Borges, no utilizaría las nuevas tecnologías”.  Resulta que el autor de El Aleph ni siquiera tenía televisión. No la necesitaba.

Resulta, cuanto menos, interesante pararse a reflexionar sobre estas cuestiones, lógicas, si se piensan bien. Avanzamos a pasos agigantados en cuestiones tecnológicas. Tanto, que a uno no le da tiempo ni de pensarlo.

Sobre estas cuestiones y más sobre el autor, como el auge de la difusión de su poesía, se hablará hoy en el ciclo de “Martes literarios” que celebra la Universidad Internacional Menéndez Pelayo en el Palacio de la Magdalena, en Santander. En realidad esta semana al completo está dedicada a Borges. Es La Semana Jorge Luis Borges, aprovechando el 25º aniversario de su muerte. Así, durante esta semana, la figura del escritor estará también presente en el ciclo “Primera Fila”, que incluye el espectáculo flamenco “Tripolar”, inspirado en su “Poema de los clones”. La representación, mañana, miércoles, estará dedicada a la memoria del maestro Morente, fallecido este año.

Emma Cohen cerrará los actos programados en la Semana Jorge Luis Borges con la creación de un conjunto plástico de collages inspirado en la obra El Aleph. El trabajo, que realizará con los alumnos de su “Taller de artes teatrales”, podrá verse el jueves en el Paraninfo de La Magdalena a partir de las 22.00 horas dentro del ciclo “Muestra abierta”.

Una maravilla de programación en torno al autor argentino. Dan ganas de plantarse en la ciudad cántabra… así podría seguir el ciclo y, en mis ratos libres, leer, leer y leer. Entre sol y sombra. Frente al mar. ¡Qué paraíso!

Comentarios