Cómo alimentarse para obtener un buen rendimiento académico

Francisca BrianoFrancisca Briano
mayo 8, 2012
COMENTARIOS

Según diversos estudios, los primeros bocados del día son esenciales porque rompen el ayuno del sueño y aportan mayor concentración, rapidez y control en el inicio actividades diarias.

Escasez de tiempo y dinero, como también el poco interés por una dieta sana, llevan a los estudiantes a optar por meriendas con alto contenido en grasas e, incluso, a saltarse algunas, desconociendo que estas decisiones influyen negativamente en su rendimiento. Aquí, algunos especialistas entregan consejos para saber qué y en qué cantidades se debe comer.

La importancia del desayuno

Según diversos estudios, los primeros bocados del día son esenciales porque rompen el ayuno del sueño y aportan mayor concentración, rapidez y control en el inicio actividades diarias.

Janet Cossio, académica de la Escuela de Nutrición y Dietética de la Universidad Andrés Bello sostiene que es fundamental que el universitario salga de su hogar habiendo consumido una merienda con bajo aporte en azúcar.
“No deben transcurrir más de 12 horas sin ingerir alimentos para que los niveles de glucosa (combustible para el cuerpo) no disminuyan, si esto sucede existirá fatiga y desgano. Sin embargo, una colación no reemplaza una comida y menos el desayuno que es una de las más esenciales del día”, explicó la experta.

Snacks a media mañana

Los universitarios chilenos son unos de los principales consumidores de snack de Latinoamérica y según estudios de la Sociedad Chilena de la Obesidad, más del 50% de los jóvenes optan por porciones de alimentos no saludables al menos dos veces a la semana.

Para Marcelo Cádiz, académico de esta misma casa de estudios, son fundamentales para lograr un óptimo desempeño, pero hay que cuidar la calidad de estos. “Los productos disminuyen los largos periodos que los estudiantes están sin comer durante su jornada. Si en general no se alimentan bien, sufrirán de cansancio generalizado que afectará su rendimiento académico”, advierte.

Según el docente se deben consumir frutas y lácteos con bajo contenido en grasa: yogurt, leche cultivada, barra de cereales y semillas secas, cuidando de que no tengan más de 130 calorías, 3 gramos de grasa y 20 de hidratos de carbonos por porción.

Recomendaciones

Mirta Crovetto, decana de la Facultad de Ciencias de la Salud de la Universidad de Playa Ancha (http://www.upla.cl), sostiene que las dietas se deben realizar con el objetivo de llevar una vida más saludable y no por razones estéticas.

Con esta intención entrega algunas recomendaciones básicas  para cambiar los hábitos alimenticios y desarrollar una actitud de autocuidado.

- No comer solo
- No saltarse comidas
- Tomar siempre desayuno
- Evitar comer frente al televisor
- Evitar ingerir líquidos endulzados
- Evitar consumir alimentos procesados

Comentarios