Empleo público, una buena oportunidad laboral

COMENTARIOS

La prima de riesgo rebasa los 500 puntos, Grecia convoca nuevas elecciones, los políticos no se ponen de acuerdo en el Congreso… Europa parece colapsarse y entre tanto cifra macroeconómica a veces parece olvidarse los millones de personas que buscan trabajo aunque las oportunidades escaseen. La búsqueda de un empleo se torna infructuosa y muchas veces desesperante. Currículos, llamadas, correos electrónicos, las herramientas se multiplican. Las esperanzas, no tanto.

Sin embargo, y pese a la multitud de portales de empleo que se pueden encontrar en Internet (basta con hacer una búsqueda en Google para comprobarlo), conviene afinar las búsquedas si se quiere aumentar las posibilidades de éxito. Por ejemplo, en el Empleo Público.  El cual, y pese a encontrarse en franco retroceso tras los recortes del Gobierno español, aún ofrece algunas convocarias con puestos interesantes.

Uno de los principales atractivos de este tipo de trabajos es su estabilidad. Sin embargo, acceder a una plaza requiere que el aspirante se presente a un procedimiento público (oposiciones, concurso público, etc.). Eso supone concurrir con otros candidatos, superar las pruebas y lograr la puntuación necesaria para obtener alguna de las plazas (varían con cada convocatoria).

Aunque lo primero, lo esencial y fundamental, es saber qué oposiciones hay, cuántas vacantes, qué plazos y en qué condiciones. En el caso español, la búsqueda se vuelve especialmente complicada. 17 Comunidades Autónomas y 52 provincicas, además de los instituciones del Estado (sin olvidar también la Unión Europea) convocan puestos de empleo público.

Por ello es fundamental contar con un potente buscador. Es el caso del portal Oposiciones de Universia.

En él podrás afinar tu búsqueda por provincia y por Comunidad (importante según si se está o no dispuesto a desplazarse de la ciudad de origen), junto a otros criterios como el convocante o la formación requerida.

Además, el portal contiene una “Guía del opositor” para resolver cualquier duda que te pueda surgir y “servir de orientación para que sepas qué es eso de la Función Pública y en qué tipos de Administraciones Públicas puedes trabajar (General del Estado, Autonómica, Local, Institucional o Europea”.

Si no conoces mucho la función pública, tienes reticencias o piensas que una oposición no es lo tuyo, esta guía es tu salvavidas. Podrás conocer los tipos de puesto, los distintos procesos de selección y por supuesto los consejos necesarios para que emprendas tu éxito tu nueva aventura laboral.

Comentarios