Actualidad | Competencias profesionales | Formación

El correcto apretón de manos

Aida HernándezAida Hernández
agosto 23, 2013
COMENTARIOS
Lo más importante para dar un apretón correctamente y con seguridad y firmeza es  practicar

Lo más importante para dar un apretón correctamente y con seguridad y firmeza es practicar

Para las entrevistas hay que formarse y prepararse, entre otras cosas para el primer contacto. Normalmente la primera toma de contacto suele ser telefónica, excepto cuando  se acude físicamente a la empresa. Hoy en concreto hablaremos apretón de manos.

LEER MÁS

Competencias profesionales | Orientación profesional

12 claves para tener poder en la empresa

COMENTARIOS

                                                                                                               

Las ansias de poder siempre serán un deseo humano básico. Esta puede plasmarse de diversas formas, una de ellas es teniendo la capacidad de tomar decisiones que causen impacto en los demás y que realicen un cambio tangible a nuestro alrededor.

El profesor Pfeffer dio 12 principios para tener poder en una organización y mantenerlo:

1) No es cierto que hay personas que no nacieron para liderar: Ser productivo en el trabajo y evitar verte envuelto en conflictos no es suficiente para sobresalir. Esto solo hace que algunos puntos de tu carrera queden al azar y que no manejes de manera efectiva tu futuro.

LEER MÁS

Estudios | Formación

Lo primero es la familia

Cristina de DiosCristina de Dios
octubre 25, 2010
COMENTARIOS

Hace unas semanas estaba viendo el telediario. Emitieron un reportaje sobre un estudio que se había realizado sobre los valores de las personas en nuestra cultura. El resultado final de este, fue que la mayoría de nosotros antepone o deposita más su confianza en la familia que en las amistades u otro tipo de personas que no formen parte del núcleo familiar. El motivo es que pensamos que la familia no nos va a fallar, que siempre estará ahí, algo que no ocurre con las demás personas… Y salvo alguna excepción, yo también lo creo. La familia lo es para toda la vida, como algunos amigos, por supuesto, pero sí es cierto que cuando la sangre no une es diferente.

¿Quién no ha discutido con su hermano y al segundo siguiente es como si nada hubiera ocurrido? ¿Quién no ha tenido diferencias con sus padres y siempre acaba solucionándose y olvidándose absolutamente todo? ¿Quién, de niño, no se ha metido con su hermano y cuando es otro quien dice algo malo sobre él, la cosa cambia y estás dispuesto a parar los pies a esa persona de cualquier manera?

Los lazos familiares son muy fuertes y nosotros nos encargamos de cultivarlos más y más. Y sí, es cierto que ante los problemas y adversidades recurrimos antes a la familia que a cualquier otra persona. Pero ¿quién, sino, te va a escuchar o ayudar mejor y, además, sin condiciones? Insisto, que algún amigo también… claro que sí, pero nada comparado con la familia, que siempre, ¡siempre!, estará a tu lado.

Con las relaciones de pareja pasa algo parecido. Aquí la cosa es algo más diferente porque entran en juego otros factores. Pero si se consigue una relación sincera y de verdad, la cosa puede acabar en familia. Y ocurrirá lo mismo.

Lo cierto es que no podemos vivir sin amor ni sin el sexo opuesto. Para qué engañarnos… Por mucho que queramos resistirnos las cosas son como son y no podemos cambiarlas. Somos afectivos por naturaleza. Necesitamos dar y recibir amor para sentirnos satisfechos. Es lo que nos hace ser felices o todo lo contrario. Y sin duda, hay muchos autores del ámbito filosófico, ético y educacional que defienden que el amor y la afectividad es uno de los factores más determinantes en el desarrollo y equilibrio personal.

LEER MÁS