Conoce tu pulso cardiaco en 4 pasos

Nataly SánchezNataly Sánchez
junio 10, 2011
COMENTARIOS

1. Para evaluar la frecuencia del pulso, siénteta cinco minutos antes y reposa. Recuerda que cualquier estimulante tomado antes de la lectura va a aumentar la frecuencia (como la cafeína o nicotina). Necesitarás un reloj con segundero.

2. Quítate el reloj y manten tu mano izquierda o derecha con la palma hacia arriba y el codo ligeramente flexionado.

3. Con la otra mano, coloca los dedos índice y medio en la muñeca, en la base de tu pulgar. Los dedos deben colocarse entre el hueso en el borde de la muñeca y el tendón fibroso unido a tu dedo pulgar. Puede que tengas que mover los dedos alrededor un poco para encontrar el pulso. Manten una presión firme en tu muñeca con los dedos para sentir el pulso.

4. Cuenta durante 30 segundos y multiplica por 2 para obtener la frecuencia cardiaca en pulsaciones por minuto. Si tu ritmo cardiaco es irregular, debes contar por 1 minuto y no multiplicar.

LEER MÁS

Comida que te hace más inteligente

Universia ColombiaUniversia Colombia
mayo 19, 2011
COMENTARIOS

manzanaUna buena alimentación siempre estará a favor de nuestra salud y, también, contribuye con nuestro intelecto. Ingerir ciertos alimentos nos ayudan a prevenir enfermedades como el cáncer y a estimular nuestra actividad cerebral. Descubre cuáles son para mejorar tu estado mental.

Una dieta balanceada es lo que aconsejan los especialistas para tener una buena salud a lo largo de nuestra vida pero cuáles son los alimentos que contribuyen a mejorar nuestro estado mental y optimizan nuestra inteligencia. El sitio CookingLight.com nos ofrece la respuesta.

LEER MÁS

Formación

La medicina y la anatomía tienen un nuevo aliado: el cuerpo humano en 3D

Isabel RojoIsabel Rojo
marzo 19, 2011
COMENTARIOS

El constante avance en todas las ramas de la ciencia, en el ámbito académico, tecnológico, y en general en nuestro día a día, ya no nos da oportunidad de mantenernos ajenos a la evolución de los métodos de aprendizaje, de enseñanza y de las herramientas que nos pueden ayudar en nuestra formación académica.

Google no desperdicia oportunidades. Desde finales del año pasado puso en línea la herramienta conocida como Google Body Browser. Si han utilizado el Google Earth y conocen sus funciones, se podrán dar una idea de lo que el Body Browser nos ofrece, pero con el cuerpo humano.

¿Cómo funciona?

Es a través de un sencillo menú, muy similar al de Google Maps o Earth, que se permite navegar sobre una “modelo virtual”. Entre las opciones que éste nos brinda podemos visualizar, desde diferentes ángulos, todos los órganos y estructuras que conforman los aparatos del cuerpo.

La imagen principal que se tiene al navegar en el Google Body Browser es la de una mujer; conforme se va avanzando por el menú (desplazando el cursor de abajo hacia arriba), se hace un recorrido por el sistema muscular, dejando al descubierto los aparatos locomotor, digestivo, respiratorio, reproductor, hasta poner en evidencia el sistema óseo, articular, cardiovascular y nervioso.

Una maravillosa experiencia para conocer el cuerpo humano no sería posible si este programa no estuviera desarrollado en tercera dimensión (3D), ya que el realismo de cada uno de los órganos, huesos y músculos, nos llevan por una verdadera introspección a cada una de las partes que nos pueden interesar.

Así como se tiene un panorama general de cada uno de los aparatos y/o sistemas, la opción de zoom nos permite estudiar específicamente un órgano. Por ejemplo, si queremos ver en particular el corazón, al dar clic sobre la figura del mismo, éste se selecciona con la posibilidad de tener un acercamiento claro a cada una de las partes que lo conforman.

¿Qué información ofrece?

Para fines académicos, el Google Body Browser cuenta con la opción de activar el nombre de todas las partes del cuerpo; estos aparecerán de acuerdo a la apariencia que se elija para mostrar en pantalla, es decir, que si seleccionamos que la modelo se vea con el sistema óseo, las etiquetas que se colocarán serán de acuerdo a cada una de las partes del esqueleto.

Este programa tiene un campo de búsqueda integrado, desafortunadamente aún no tiene disponibles adaptaciones idiomáticas locales, por lo que los nombres de cada una de las partes del cuerpo, músculos, huesos, venas y arterias, se encuentran en inglés.

¿Quién lo puede utilizar?

Esta herramienta es tan sencilla que podemos decir que cualquier persona puede utilizarla, sin embargo, un especialista o estudioso de la medicina o anatomía puede servirse de este recurso para fines profesionales o académicos.

El Google Body Browser podría sustituir a los típicos esquemas del cuerpo humano que aún se usan en papel (en blanco y negro), así como a las figuras hechas de pasta que los médicos tienen en sus consultorios.

Lejos de que esto signifique dejar de lado las prácticas tradicionales de los alumnos,  docentes o profesionistas, los puede poner un paso adelante en los avances tecnológicos que su carrera vive hoy en día, ya que además de los elementos de color y estructura de cada uno de los órganos que lo hacen más atractivo, esta herramienta aún no ha sido lo suficientemente explotada debido a la falta de difusión de la misma.

Body Browser se coloca en una plataforma relativamente fácil de usar; la principal desventaja hasta el momento es que no todos los navegadores ofrecen soporte para los requerimientos del servicio, pues la aplicación exige que el browser posea aceleración WebGL (se recomienda Mozilla Firefox 4 o Google Chrome 10), pero independientemente de esto y contando con los elementos necesarios para su uso, no deja de ser una excelente herramienta didáctica y profesional.

Imagen de previsualización de YouTube

Por Alejandra Aranda

LEER MÁS

Actualidad

25 curiosidades sobre el cuerpo humano

COMENTARIOS

Algunas curiosidades seguro las sabes, otras las sospechas y otras ni las imaginas. Sin duda, dentro de nuestro cuerpo pasan cosas increíbles sin que nos demos cuenta. Conozcamos 25 de las más peculiares:

LEER MÁS

Ocio

Potencia tu felicidad

Cristina de DiosCristina de Dios
octubre 4, 2010
COMENTARIOS

Stock.XchngTodos sabemos, sin ninguna duda, que hacer deporte es muy beneficioso para nosotros y para nuestra salud. No sólo mejora nuestro aspecto físico, nos hace perder esos kilitos que nos sobran o nos estira la piel flácida, sino, que mejora la resistencia física y la salud en general.

Además, pone de buen humor. Está comprobado que la actividad física libera endorfinas que hacen sentirse mucho mejor,  produce sensaciones de placer y bienestar. De ahí, que se conozca a esta hormona, también, como la de la felicidad.

Pero entre otras muchas cosas, hacer deporte te ayuda a combatir el cáncer,  especialmente el de colon o el de mama. Con tan sólo media hora de actividad física al día puedes disminuir la posibilidad de padecerlos.

También mejora la circulación y la salud del corazón. Si se hace de forma moderada se disminuyen los riesgos de infarto o de tener la tensión alta, sobre todo, en personas mayores.  Una buena manera de prevenir las varices es practicar ejercicios gimnásticos, deportes y marcha.

Y entre otras muchas cosas más, fortalece los huesos, previene la diabetes y los problemas óseos que llevan a padecer una de las enfermedades más habituales entre las mujeres: la osteoporosis.

Ya desde niños, en el cole, tenemos año tras año la asignatura de Educación Física, a decir verdad, muy importante pero poco valorada… pero la cuestión es que es una asignatura que está presente durante mucho años de tu vida.  Por algo será…  Además, normalmente, de pequeño, siempre se suelen hacer también, actividades extraescolares que, generalmente, son deportivas y que cuidan la salud y desestresan después de tanto esfuerzo.

LEER MÁS