Las carreras tradicionales siguen siendo las más elegidas

cerberoDavid Nuñez
julio 21, 2009
COMENTARIOS

Según un informe de la Universidad Nacional de La Matanza (UNLaM) publicado en el portal Infouniversidades,  el 56,7 por ciento de los ingresantes a universidades privadas de todo el país inicia sus estudios en carreras como medicina, abogacía, economía y administración, mientras que, en las instituciones públicas, esa cifra se eleva al 60 por ciento.

Estas cifras surgen de un relevamiento realizad por la Coordinación de Investigaciones e Información Estadística (CIIE) de la secretaría de Políticas Universitarias del Ministerio de Educación de Nación, que también evidencia una importante ventaja para las ciencias sociales (con abogacía como la más elegida) y las carreras de salud (con medicina como segunda en el ranking nacional), frente al resto de las opciones. Entre las carreras no tradicionales, la única que concentra muchos aspirantes es informática.

“La elección de las carreras tradicionales tiene que ver con un viejo prestigio social que le asignaba la modernidad a esas profesiones y que se mantiene inconscientemente en los jóvenes de hoy”, explicó la psicopedagoga María Angélica Sandagorda a InfoUniversidades. Este influjo hoy es sólo ficticio, debido a que el mercado está saturado de estos graduados y no hay suficiente demanda.

Otro dato es que los alumnos están más dispersos por las nuevas universidades de todo el país y no concentrados en la Universidad de Buenos Aires (UBA): el Ciclo Básico Común (CBC)  está recibiendo menos inscriptos por año y, entre 2003 y 2008, perdió poco más de 15.500 alumnos y, en 2008, se anotaron 55.479 aspirantes.

Sin embargo, un estudio realizado por la consultora en recursos humanos Manpower citado en el artículo sostiene que mientras la mayor matriculación se da en derecho, administración y contaduría pública, las empresas requieren personal con habilidades para las ventas, ingenierías y áreas técnicas.

En tanto, Pablo Molouny, gerente de Trabajando Argentina -empresa que se ocupa de aunar oferta y demanda de profesionales-, expresó que hoy “no se piden egresados en carreras tradicionales porque hay sobreoferta” y recomendó “ampliar el perfil original de las carreras para poder desempeñarse en distintos sectores y así insertarse en el mercado actual”.

Según un informe de la Unesco, Argentina encabeza el ranking de jóvenes que siguen estudios terciarios y universitarios: el 64 por ciento decide continuar estudiando luego de finalizar la escuela, un porcentaje mayor al de 1999, año en el que alcanzaba un 49 por ciento. El grupo que lidera el país está conformado también por Chile (47 por ciento), Uruguay (46 por ciento), Brasil (25 por ciento) y México (26 por ciento). Por otra parte, al realizar una subdivisión entre géneros se verifica que el 76 por ciento de las mujeres en edad de seguir ese nivel escolar forma parte del sistema educativo argentino, mientras que sólo el 52 por ciento de los hombres estudia. Sin embargo, no todos terminan: se recibe apenas el 20 por ciento de esos inscriptos en ambos sexos.

Fuente: Infouniversidades

LEER MÁS