Actividades culturales | Ocio

En busca de “La Habitación Propia”

Sara PachoSara Pacho
marzo 9, 2011
COMENTARIOS

Fuente foto: WikimediaQue una mujer debe tener dinero y una habitación propia para escribir novelas; y esto, como veis, deja sin resolver el gran problema de la verdadera  naturaleza de la mujer y la verdadera naturaleza dela novela”.  Virginia Woolf

Seguramente, como ocurre con tantos personajes, la figura de Virginia Woolf está un tanto idealizada. Sin embargo, a mí siempre me ha gustado ese tinte novelesco – como no podía ser de otra manera – con que se representa su vida.

Woolf se metió piedras en los bolsillos y se ahogó en el río presa de su locura, de vivir en una sociedad que no entendía, en la que no había sitio para ella, en la que se sentía un estorbo. Afortunadamente, dejó un importante legado y la poética sombra de un mito que ha ido creciendo con los años.  Y es que a principios del siglo XX que una mujer se dedicara a la escritura no era nada común. Además, lo hacía sin dirigirse a un público exclusivamente femenino, sino para toda la sociedad, quizá para demostrar que daba lo mismo que sus letras las hubiera escrito un hombre, o, como era el caso, ella misma.

No se me ocurre mejor manera de luchar por la igualdad. Aun así, sí encontramos un libro dirigido a ellas, en el que la Woolf hace una defensa no sólo de la igualdad, sino de la libertad de las mujeres para escribir, sí, pero sobre todo para tener un espacio en el que hacerlo, un lugar de intimidad donde enfrentarse al folio en blanco, tras una puerta con cerrojo.

LEER MÁS

Formación

Llega a la UNAM la especialidad en Género y Derecho

Isabel RojoIsabel Rojo
marzo 3, 2011
COMENTARIOS

La atención de temas relacionados con la igualdad y equidad de género ha cobrado mayor fuerza en últimos años en nuestro país a causa de factores como la violencia (intrafamiliar, psicológica, sexual, etc.), la discriminación en el ámbito laboral, la poca inclusión de las mujeres en círculos políticos y empresariales que, entre otros muchos casos, nos da un panorama claro de la necesidad de trabajar para erradicar la brecha que aún existe entre hombres y mujeres.

Con el objetivo de formar profesionales en la impartición de justicia para las mujeres, la Universidad Nacional Autónoma de México, a través de su Facultad de Derecho, arrancó la Especialización en Género y Derecho, una de las 23 especialidades de esta división de la máxima casa de estudios.

La especialización iniciará el próximo 8 de agosto y tendrá una duración de tres semestres. En ese periodo se abordarán materias con temáticas enfocadas al feminismo, la teoría de género, historia de los derechos de las mujeres, así como instrumentos internacionales de protección de la mujer, género y salud, discriminación y violencia e impartición de justicia con perspectiva de género.

El interés de la UNAM por trabajar en este tema surgió formalmente en 2004, con un proyecto de equidad de largo alcance que prevé la investigación, la docencia, la extensión, la vinculación y la difusión. Está enfocado a incorporar la perspectiva de género en las estructuras universitarias, así como en la cultura institucional.

Es a través del Programa Universitario de Estudios de Género (PUEG), que se imparten talleres y diplomados entre los que destaca el de “Relaciones de género. Construyendo la equidad entre Mujeres y hombres”, que comienza el próximo 8 de marzo, coincidiendo con la celebración del Día Internacional de la Mujer.

Entre otros objetivos del PUEG se encuentran dar a conocer algunas problemáticas de género identificadas en los hallazgos de investigaciones realizadas en este programa, entre las que se destacan: la segregación en carreras y actividades -que aún persisten como espacios propios de uno u otro sexo -, y la poca participación de las mujeres en puestos y funciones de alta jerarquía.

Para reforzar las actividades académicas planteadas previamente, la UNAM incluyó dentro de las líneas estratégicas para el cambio institucional en su Plan de Desarrollo 2008-2011, que se impulse la perspectiva de género en la normatividad del desempeño tanto del cuerpo directivo y de la administración central de la Universidad como en el ámbito académico, de manera que esté presente en todas las relaciones entre universitarios.

Por Alejandra Aranda

LEER MÁS