Actividades culturales | Eventos | Ocio | Orientación profesional

Halloween y la tabla del cinco

María CuevasMaría Cuevas
octubre 27, 2011
COMENTARIOS

HalloweenCinco por uno, cinco; cinco por dos, diez… y así sucesivamente. Pero yo me quedo con el diez, el número clave. Ya no nos conformamos con los míticos top fives. Somos más de top tens. Esto es como cuando te vas de viaje y no te cabe tanta cosa en la maleta. ¿Para qué sofocarte?, coges una más grande y asunto arreglado. ¿Para qué vamos a sufrir haciendo sólo cinco recomendaciones, pudiendo hacer diez?

Los decálogos molan. Diez cositas, bien explicadas, esquematizadas. Fáciles de leer a golpe de vista. Ya fueron visionarios en la industria de Hollywood: 10 razones para odiarte, ¿Cómo alguien iba a poder odiar a un jovencísimo y enamoradísimo Heath Ledger? Pas possible!

Después, no sólo contaban los motivos, sino también el tiempo: Kate Hudson nos enseñaba cómo conquistar (y luego desconquistar -para luego reconquistar-) a un guaperas (A.K.A. : Matthew McConaughey) en, ni más ni menos, que diez días.

¡Pero qué grande es Hollywood!, nos ha hecho sentir muchas cosas, como que ningún instituto es digno sin taquillas donde pegar las fotos de tus ídolos, que ningún lugar es digno de ser visitado si no hay sitio para aparcar en la puerta, que ningún guateque es meritorio de ser celebrado sin ponche y que ninguna festividad de los difuntos es apropiada de celebrarse sin disfraz. Y de repente piensas: ¿de qué me disfrazo? ¡SOS!

LEER MÁS

Congresos y jornadas

Conoce el "doble fondo" del cine

Claudia ChecaClaudia Checa
noviembre 2, 2010
COMENTARIOS

Cuenta la leyenda que el doble del actor Stephen Boyd en la película Ben-Hur, murió durante la mítica carrera de cuadrigas en un fatídico accidente. Este rumor acabó siendo desmentido por parte de los responsables del film y por los propios actores, pero si llegó a cobrar tanta trascendencia pudo ser porque realmente se trataba de una escena considerablemente peligrosa.

Como esa escena hay millones en el cine, sobre todo en películas de acción, en las que los actores vuelan (literalmente) por los aires, saltan de edificios en llamas, asaltan camiones y trenes en movimiento o luchan contra fenómenos naturales de toda índole.

Y por lo general, tras estas escenas, no está el actor que después se lleva el mérito y firma los autógrafos. Es el doble el que “se la juega” en los peores o más comprometidos momentos del film. Y digo comprometidos porque muchos de los desnudos más comentados del cine pertenecen a actores de doblaje y no a la cara conocida.

LEER MÁS

My way

Paloma MarínPaloma Marín
noviembre 26, 2009
COMENTARIOS

Mamá, quiero ser artista.
¿Cuántos padres habrán oído, u oirán, esta misma frase? Me imagino la cara de todos ellos y apuesto a que, mayoritariamente, su expresión les delata: una mezcla de vértigo y escepticismo en sus ojos que no podrán ocultar, mientras miran a sus hijos esperando, que se trate sólo de una broma…Pero no lo es y comienza el show.

Vale que no todos los padres sueñan con que sus descendientes sean, necesariamente, médicos, abogados o presidentes de un país…pero la verdad, lo de que quieran dedicarse profesionalmente a ser artistas, tampoco es que les llene de ilusión.  Más que nada porque la bohemia no suele dar de comer. O por lo menos, no de comer mucho. Y menos al principio. Y ya se sabe: que si no tiene salidas, que si no ofrece suficiente seguridad laboral, que si te estás jugando tu futuro…

Argumentos, todos éstos, que no deben calar mucho a juzgar por el éxito de algunos realities de televisión como Fama, Tú si que vales o sucedáneos por el estilo que demuestran cómo la gente joven tiene cada vez, más ganas de figurar. Ilusión y fe ciega por participar en la función, interpretándo el papel de su propia vida. Contra viento y marea.

LEER MÁS