Congresos y jornadas

¡Interesante!, aunque sólo para algunos

Cecilia GregorioCecilia Gregorio
noviembre 12, 2010
COMENTARIOS

La sanidad, la educación, la cultura o la economía son aspectos de nuestra sociedad, que llevan intrínsecos una serie de aspectos, que hacen llamar nuestro interés. Lo digo, porque cuando somos jóvenes, y en este target me incluyo, hay temas que me interesan de primera mano, y en cambio hay otros que no me llaman para nada la atención.
Voy a ir concretando un poco más, siempre quieras que no, y como es normal, hay temas que te atraen mucho más que otros (deporte, el cine, temas de sociedad, etc.), pero sin embargo, hay otros que te empiezan a interesar porque has leído, escuchado o visto por televisión alguna noticia en relación a ello. Y la gran pregunta que os haréis es, ¿De qué está hablando esta chica? Me refiero a los temas de economía, que aunque parezcan un pestiño, si descubres algunas parcelas de la economía, os podréis dar cuenta de cómo se mueven ciertos sectores empresariales, y está claro, y lo sabe todo el mundo, que los objetivos que persiguen son meramente económicos.

El meollo de la cuestión, es que el pasado fin de semana, teniendo un poco de tiempo disponible y  dado el mal tiempo que hacía, estuve viendo la película de Wall Street, el dinero nunca muere, protagonizada por el actor Michael Douglas. Así pues, al terminar la película, me hizo pensar (aunque no había llegado a profundizar del todo en estos temas), hasta que punto, son capaces de actuar las empresas (las personas, en todo caso)  por conseguir grandes beneficios. En esta vida, y siendo realistas, todo lo mueve el dinero.

Partimos de la base, que se trata de una película, pura ficción, pero no anda muy lejos de la realidad, ya que sin duda, las escenas que aparecían en la película, hacían mención a una serie de rumores infundados por alguien, y que habían provocado el desajuste económico en una compañía,  implicando su caída en bolsa y el cierre de ésta. Hace unos meses, este mismo episodio era la realidad pura y dura, en algunas compañías tanto americanas como españolas. Y que, en la actualidad, intentan salir del paso, pero en muchos casos es o ha sido imposible salir del agujero.

LEER MÁS