Ocio

Novatadas universitarias: just a joke

Claudia ChecaClaudia Checa
octubre 26, 2010
COMENTARIOS

Un tema de candente actualidad, no porque sea algo nuevo sino porque el debate está ahora más abierto que nunca, es el de las novatadas en los centros universitarios. Recientemente, y dada la gravedad de algunas de las novatadas, se han tachado esas prácticas de vejaciones y humillaciones que han acarreado a sus autores algún que otro problema.

Sin embargo, la novatada como tal no se creó para llegar a estos extremos. No nació para hacer daño a las personas, ni para generar conflictos en las universidades. El tema de las novatadas ha llegado a salirse de su contexto original gracias a la mala idea de unos cuantos que no saben dónde se sitúa la línea entre la broma y la humillación. Se ha descentrado de su propósito inicial y ha llegado a ser foco de conflictos en lugar de algo agradable que recordar con cariño una vez acabada la etapa universitaria.

Las novatadas, como las inocentadas, no deberían pasar de las meras bromas graciosas; en el caso de las inocentadas, a todo el mundo en general, y en el de las novatadas, como su propio nombre indica, a los novatos. ¿Quién las hace? Los estudiantes más veteranos, esos que ya saben de qué va la cosa y se encargan de dar esta particular bienvenida a los nuevos universitarios. Una iniciación que no debería ir más allá de echar unas cuantas risas con anécdotas y bromas divertidas que los pobres novatos deben soportar.

LEER MÁS