Cooperación y Solidaridad

Un juguete por una sonrisa

Claudia ChecaClaudia Checa
noviembre 30, 2010
COMENTARIOS

Todavía existe la creencia de que sin regalo no hay Navidad. Y en cierto modo es cierto. Sobre todo para los niños, que miden la calidad de esta etapa festiva en función de los regalos que reciban y, por tanto, de las ilusiones que se cumplan.

Dejando a un lado el aspecto religioso, la Navidad es la fiesta más consumista del año. Cenas, regalos, lotería… Miles de personas se gastan el dinero en celebrar “como manda la tradición” la Navidad, enfrentándose después a la temida pero asumida cuesta de Enero.

¿Qué ocurre con los juguetes? Los juguetes, en particular, y los regalos en general, son el paradigma del consumismo extremo en las fiestas navideñas. Claro está que los niños esperan con ilusión a que Papá Noel o los Reyes Magos hagan realidad sus sueños, ¿y quiénes somos nosotros para romper sus ilusiones?

LEER MÁS