Estudios | Formación

Yes, I Can

Virginia SeseñaVirginia Seseña
mayo 20, 2011
COMENTARIOS

Hoy es el último día de campaña electoral. Y ésta campaña no ha cambiado mi intención de voto, pero si ha cambiado otra cosa… Mis sueños. Sí, esta semana mi sueño de cabecera de ser princesa, me ha abandonado por otro menos romántico: el de ser Presidenta del Gobierno.

Llevo toda la semana haciendo campaña onírica, y se me da muy bien. Lo sé porque si me fuese mal, me despertaría… y no es así. Duermo como una reina. Como una reina con alma de princesa… que quiere ser presidenta. Sí, estoy sufriendo una crisis de identidad aguda. Claude Dubar me habría incluido en su obra.

Como las elecciones generales son el año que viene estoy pensando en matricularme en  el primer Máster en Dirección de Campañas Electorales y Marketing Político de la Universidad Camilo José Cela. Y también me sería muy útil cursar el Doble Grado en Derecho y Ciencias Políticas que oferta la Universidad Carlos III de Madrid. Seré una Presidenta súper formada.

LEER MÁS

Congresos y jornadas

Motivaciones para jóvenes emprendedores

Cecilia GregorioCecilia Gregorio
marzo 18, 2011
COMENTARIOS

Hablando de todo un poco. ¿Quién no ha soñado de pequeño con ser policía, médico o jugador de futbol? Más de uno. Y ahora que tenemos unos años más. ¿Cómo vemos las cosas? Los tiempos han cambiado y para nada nuestra forma de ver las cosas  se asemeja a lo que soñábamos cuando éramos pequeños.

Para aspirar a algo en la vida hay que tener marcados unos objetivos y sobre todo poner medios para cumplirlos. La realidad que vives es la que te abre los ojos de par en par. La que te hace darte cuenta que con esfuerzo y ganas el éxito lo tienes asegurado. Pero como suele decirse las “palabras se las lleva el viento” y es cuando piensas que en esta vida nadie te regala nada.

Cuando sales de la Universidad y te enfrentas al mundo laboral las cosas se ven de otra forma. Recibir una buena formación académica o irte al extranjero a estudiar un idioma te puede abrir puertas en un futuro. Pero muchas veces eso no te sirve de mucho. Ya que hoy en día por mucha formación que recibas las empresas suelen ofertar  en la mayoría de los casos “puestos para becarios”. A los que muchos caen porque no les queda otra elección.

LEER MÁS

Conócete a ti mismo

Paloma MarínPaloma Marín
enero 21, 2010
COMENTARIOS

Sólo es capaz de realizar sus sueños el que, cuando llega la hora, sabe estar despierto. León Daudí (1905-1985) Escritor español.

Otra vez has soñado lo mismo. Hoy, como cada mañana, ha sonado el despertador y te has levantado. Te has duchado, vestido y hasta te has atrevido con el gimnasio.
Han pasado horas de sobra, y aunque ya estás más que absorto en tu rutina habitual, aún resuena en tu cabeza lo último que soñaste. Lo último que viste justo antes de que rugiera la alarma del móvil, a la hora estipulada.
Y el caso es que empieza a picarte la curiosidad… ¿Será que por repetido, ese sueño, quiere decirme algo? ¿Tienen los sueños significado? ¿Son, en verdad, representación de algo?

Hay quien cree que soñar tiene un valor profético. Que es una manera ideal e innata de vaticinar eventos futuros. Hay quien no le da en absoluto importancia y quien directamente, ni los recuerda.

Para nuestros antepasados fueron revelaciones, demoníacas o divinas, con un mensaje cifrado que habia que desentrañar. Después, con el paso de los años, dejaron de considerarse como algo provocado por los dioses, y empezaron a verse como una actividad humana y natural, del alma.

Hoy sabemos que soñar consiste en abrir puertas en la mente. Que se trata de un mecanismo por el cual, nuestro inconsciente saca a la superficie miedos y deseos que ni siquiera sospechamos cuando estamos despiertos. Soñar es una vía de acceso a la realidad que se esconde más allá de la lógica. Una actividad que nos conecta con nuestro lado más primitivo, para hablarnos de sentimientos y emociones recónditos, pero propios.

LEER MÁS

Actividades culturales | Estudios | Formación | Idiomas

Propósitos de Año nuevo: ¡Ya no tienes excusas!

Claudia ChecaClaudia Checa
diciembre 31, 2009
COMENTARIOS

No tienes excusa. El 31 de diciembre ha llegado, y no puedes seguir postergándolo. ¿Qué no sabes de que te estoy hablando? Te hablo de tu intención de aprender idiomas, de apuntarte al gimnasio, de dejar de fumar, de sacarte el carné de conducir, de apuntarte a una ONG… ¿Te suena?

Siempre nos queda algo por hacer: un propósito en espera, un sueño por cumplir, una obligación postergada… Y cuando se va acercando el año nuevo, somos muchos los que decimos: ¡Cuando empiece el año lo hago! Pues bien, hoy ha llegado ese día que pensábamos que iba a tardar mucho en llegar, lo que quiere decir, que se nos acabaron las excusas.

LEER MÁS